Y UN DÍA VOLVIÓ MAX
30.08.2018
Si bien nunca se alejó de la categoría, sino todo lo contario, lo cierto es que Maxi Durso no corría desde el mes de Abril. Volvió con todo, se dio el lujo de largar desde la mejor posición en la segunda final y a pesar de que las cosas no le salieron bien… disfrutó de un gran fin de semana junto a la gran familia de la Monomarca Fiat.

 

Por motivos personales se alejó de las pistas, no así de la categoría, pero en esta quinta del año “el MAX de la gente” volvió a escena y se dio el lujo de largar desde la mejor posición en la segunda final. No fue el mejor fin de semana para Maximiliano Durso, pero se dio el lujo de pelearle de igual a igual a los punteros del campeonato.

Si bien en la semana previa a la quinta el año les habíamos prometido dialogar con Maximiliano Durso, ya que regresaba a la categoría luego de varias fechas de ausencia, finalmente dejamos la charla para esta semana… Como siempre, el piloto de Los Hornos nos abrió la puerta de su casa y mates de por medio nos contó en primera persona cómo había resultado dicho fin de semana, en el marco de su regreso a la Monomarca Fiat en el Mouras de La Plata.

“…la verdad es que encaré el fin de semana de la menor manera. Lindo, la Monomarca se explotaba con más de cincuenta autos y bueno, salí a pista a realizar el primer entrenamiento libre el sábado y noté raro el motor, que era nuevo y lógicamente había que asentarlo. Salí tranquilo y como me dijo el Correntino… salí a remisiar, porque andaba despacito. Luego en la segunda tanda lo empecé a exigir un poco más y ahí me di cuenta que el auto no avanzaba. Para colmo en la recta vi que el motor comenzó a ventear y bueno, lo paré. Sacamos la tapa y nos encontramos con que estaba agarrado, dos pistones. De ahí, el mismo sábado salimos para lo del Mora y trajimos un semi block armado, enchavetado, que está apodado EL CANSADITO, y bueno le pusimos mi tapa y a las 23hs. ya estaba en marcha…” manifestó Durso.

De esta manera, al día siguiente, Durso se encontró con un motor rendidor pero lamentablemente perdió el chasis, por lo que en la primera final Maxi no pudo hacer mucho. Su Fiat 128 no se mostró competitivo, pero pese a tal situación, el crédito de Los Hornos logró dar los dieciséis giros en la vuelta del ganador y así fue como se ganó la posición de privilegio para partir en la segunda final, ya que en esta ocasión la categoría había determinado que se largara la segunda con GRILLA INVERTIDA. En este punto, cabe señalar que en esta semana –una vez desarmado el auto– el equipo de Durso descubrió que había un amortiguador totalmente trabado (por eso las complicaciones en pista). 

Pero bueno, volviendo al domingo, al auto de Maxi se lo toqueteó un poco, con la idea de que pegara un saltito para esa ansiada y soñada segunda final en el Mouras…

“… re agradecido a la Monomarca, la verdad es que largar adelante de 48 autos no fue nada fácil. Fue una mezcla de sensaciones y además estaba intrigado de cómo iba a reaccionar el auto luego de los cambios que le hicimos. Y bueno, largué y pude aguantar la punta en el curvón, luego hice la curva de noventa y los mixtos y también logré liderar la carrera, pero cuando ingresé a la hoya el auto se me movió y allí me di cuenta que el auto no estaba en condiciones para entrar exigido, por lo que en pleno retome me superó Latapie. Luego fue Matías Martínez quien me pasó en la recta y tampoco opuse demasiada resistencia, pues no quería perjudicar a ningún compañero…” señaló Maxi.

Y así fueron sucediéndose las vueltas de esta segunda final de la quinta del año y nuestro protagonista fue cayendo en el clasificador, pues como ya lo anticipamos… Durso no contaba con un auto totalmente equilibrado, si hablamos del chasis. Y luego de algunos trompos en zonas muy comprometidas, el piloto platense –con muy buen criterio– decidió abortar la prueba, tras nueve rondas de carrera. “… no quise lastimarte yo, ni lastimar a nadie. La realidad es que para hacer un ritmo lento el auto estaba, pero cuando le exigía… hacía cualquier cosa.” agregó Max.

“…pero más allá de todo, y de que no pudimos encontrar el auto ni el sábado ni el domingo, el finde fue espectacular. Volver con el auto de carreras, a compartir una fecha especial con todos fue muy lindo. Si bien nunca me alejé de la categoría, lo cierto es que extrañaba mucho vivir una jornada automovilística como piloto, dando vueltas por los boxes, charlando con amigos y posando para las cámaras… ja, ja. Y bueno, haber largado en punta como ya dije… fue una experiencia muy muy linda…” cerró el crédito de Los Hornos.

De esta manera cerramos esta nota, agradeciendo como siempre la buena predisposición de nuestro piloto y amigo Maxi Durso, y nos reencontramos en la semana para compartir más noticias de la Monomarca Fiat, en la previa de la SEXTA del año con INVITADOS. 



 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player







monomarcafiat.net - © Copyright 2012- | Buenos Aires | Argentina | Desarrollado por: The Master Fly